Social Media-1

Las tiendas del futuro

A nivel mundial, las cifras ya reflejan el enorme potencial de hacer negocios a través de internet. Según el sitio Internet Live Stats, en promedio 40 por ciento de la población mundial cuenta con una conexión a internet. De acuerdo con un reporte de la Asociación Mexicana de Internet (Amipci), en México, 51.2 millones de personas son usuarios frecuentes de internet, y el mercado de las ventas online de productos y servicios tiene un valor estimado de 121 mil millones de pesos.

Pero, ¿qué significa todo esto para tu negocio? De manera simple, podríamos decir que contar con una página web para promocionar tu producto o servicio convertirá a tu negocio en una tienda virtual, disponible y abierta los 365 días del año, las 24 horas del día. Además, te permitirá formar una cartera de clientes que, incluso, podrían encontrarse del otro lado del planeta.

En Estados Unidos, empresas como Amazon.com (la mayor librería en línea del mundo) o Dell Computers han hecho del e-commerce una realidad: en 2013, la primera reportó ingresos por más de 74 mil millones de dólares y, según Forbes, en 2014 la segunda reportó ingresos por más de 57 mil millones de dólares.

En México el e-commerce aún tiene un largo camino por recorrer; aunque no existen casos rotundos como Amazon.com o Dell Computers, son ya cada vez más empresas de todo tipo y tamaño que están echando mano de la red para promocionar sus productos o servicios en todo el mundo.

- B2B (Business-to-Business): empresas cuyos clientes finales son otras empresas u organizaciones. Un ejemplo podría ser una tienda de venta de materiales de construcción que se dirige a interioristas o arquitectos.

- B2C (Business-to-Consumer): empresas que venden de manera directa a los consumidores finales del producto o servicio. Es el más habitual y hay miles de ejemplos de tiendas de moda, zapatos, electrónica, etc.

- C2B (Consumer-to-Business): portales en los que los consumidores publican un producto o servicio y las empresas pujan por ellos. Son los clásicos portales de empleo freelance como Freelancer, Twago, Nubelo o Adtriboo.

- C2C (Consumer-to-Consumer): empresa que facilita la venta de productos de unos consumidores a otros. El ejemplo más claro sería el de eBay, Wallapop o cualquier otro portal de venta de 2º mano.

Además de estas formas de comercio electrónico, existen otras menos populares como la G2C (Goverment-to-Consumer), C2G (Consumer-to-Goverment) o B2E (Business-to-Employer).

Como puedes ver, el comercio electrónico va mucho más allá de ser únicamente una simple compra y venta de productos en una tienda.

Síguenos en nuestras redes sociales para más información y obtener herramientas para potenciar tu negocio.

Fuente: Doofinder
Compartir: